Mantenimiento de tu moto: qué, cuándo y cómo.

Para muchos motoristas mantener su moto en perfectas condiciones de uso es un placer que se reservan para ellos mismos. No es tanto por no pagar a un taller especializado, sino por el hecho de cuidar con sus propias manos a su fiel compañera de viaje. Quizás tú hasta ahora no te has atrevido porque crees que te llevará mucho tiempo o porque te defines como el típico manazas que no se lleva bien con las herramientas. No obstante, para mantener una moto a punto sólo se necesita un espacio adecuado, planificación, algunos conocimientos y paciencia.

En ese sentido, recuerda que lavar y/o arreglar tu moto en la calle está prohibido. Ambas acciones están tipificadas como sanciones medioambientales y, aunque depende de las ordenanzas de cada municipio, puedes terminar pagando una multa de entre 30 y 1.200 euros. Si no dispones de garaje o no tienes un amigo que te preste el suyo para hacer las labores de mantenimiento de tu moto, es mejor no arriesgarse. Puede que la Policía no te vea, pero probablemente a algún vecino no le va a parecer buena idea que cambies el aceite en la calle y te denuncie. Olvídate también de ir al campo o al monte a hacerlo. Sólo conseguirás contaminar una zona verde.

Si, por el contrario, tienes garaje o un sitio adecuado, lo más importante es que planifiques los trabajos de mantenimiento. Es importante que conozcas cuándo es necesario cambiar los diferentes elementos de tu moto para que funcione correctamente y no te deje tirado, por ejemplo, en mitad de un viaje o provoque un accidente. Esto no quiere decir que hasta el momento de la renovación o sustitución no tengas que preocuparte. De hecho, un buen mantenimiento incluye revisiones periódicas de carácter preventivo, o lo que es lo mismo, todas aquellas comprobaciones que pueden alargar la vida de algunos componentes (o al menos que no se desgasten antes de tiempo) y hacer que pilotes en condiciones de seguridad. En este punto no hay excusas. Por muy manazas que seas, tienes que aprender a mirar, hacer y reaccionar.

icono-ruedas-trans

RUEDAS

Revisión al menos una vez al mes y siempre que vayas a hacer un viaje largo de la presión del neumático, profundidad del dibujo y estado de la cubierta.

icono-luces-trans

LUCES

Revisión de todas las luces antes de ponerte en marcha para descartar si es de la bombilla o hay algún problema eléctrico.

icono-aceite-trans

ACEITE

Revisión del nivel de aceite una vez al mes, especialmente en verano, ya que se evapora por acción del calor. El nivel debe estar entre el máximo y el mínimo

icono-regriferante-trans

LÍQUIDO REFRIGERANTE

Revisión mensual del nivel, color y duración.  El nivel de líquido refrigerante debe estar entre un máximo y un mínimo que medirás en el vaso de expansión que suele ser transparente.

icono-cadena-trans

CADENA

Con las cadenas hablamos de limpiar, engrasar y tensar. Si te olvidas de hacer cualquiera de las tres tendrás problemas, seguro.

icono-frenos-trans

FRENOS

Revisión integral de los frenos de tu moto incluirá latiguillos, pinzas, pistones, manetas, palanca, bomba, pastillas, discos y líquido.

icono-bateria-trans

BATERÍA

Revisión de su estado general y el nivel de carga. Es especialmente importante si la moto ha estado parado durante un período largo o si vas a realizar un viaje largo.

icono-filtros-trans

FILTROS

Pon un nuevo filtro de aceite cada vez que hagas un cambio de aceite. Con respecto al filtro del aire, respeta las indicaciones del fabricante para mantenerlo limpio y libre de polvo y suciedad. Si no, se obstruirá.

Por norma general, los pilotos que son meticulosos con este tipo de revisiones básicas y ocupan unos minutos cada cierto tiempo a certificar que todo está bien, suelen tener claros también los cambios y sustituciones de envergadura que van tocando. Nos referimos a cada cuánto cambiar el aceite, los filtros, la batería, las pastillas de freno, la cadena, los neumáticos o las bujías, por citar algunos. Como en este post se trata de fomentar el ‘Do it your self’ vamos a tratar de darte las instrucciones precisas para que puedas hacerlo. ¡Atentos novatos!

¿Cómo cambiar la batería de mi moto?

Para instalar la batería en la moto siempre conecta primero el lado positivo (+) y después el negativo (-) apretando fuertemente. Si lo que quieres es desinstalarla, haz la operación contraria, es decir, desconecta primero el lado negativo (-) y después el lado positivo (+). Para activar una batería húmeda, lo primero tendrás que retirar los tapones de los vasos o el sello adhesivo que los cubre situados en la parte superior. A continuación, localiza en un lateral un tubito a modo de rebosadero provisto de un capuchón de plástico. Quita el capuchón y conecta el tubo largo que se suministra al rebosadero. Rellena con el electrolito entre las dos líneas que te indicarán el nivel mínimo y máximo.  Por último, deja reposar 30 minutos y, si es necesario, vuelve a repetir la operación.Para activar una batería sellada, tienes un recipiente con la cantidad justa de electrolito cubierto con una tira. Retira la tira  y verás seis tapones precintados. A continuación, coloca el recipiente sobre la batería haciendo coincidir los tetones – sin retirarlos ni perforarlos- con los orificios de los vasos. Inserta el recipiente y presiona con fuerza en la base hasta que los tetones se perforen y liberen el electrolito dentro. Por último, deja reposar 30 minutos y retira el recipiente.

¿Cómo cambiar las pastillas de freno de una moto?

Afloja o quita los clips de los pasadores de las pastillas de freno.Saca los tornillos de la pinza de freno y retira los pasadores y las pastillas usadas.Comprueba que no haya humedad en los bombines de la pinza. Limpia los bombines, así como el interior de la pinza.Empuja los bombines de la pinza hasta su posición original.Comprueba el estado del disco y certifica el espesor mínimo (TH min).  Limpia con una lija la superficie de los discos de freno para eliminar impurezas de otras pastillas.Monta los pasadores de las pastillas retirados anteriormente y la pinza. Aprieta los tornillos al par de apriete recomendado por el fabricante. Coloca los clips de los pasadores de las pastillas de freno. Por último, presiona suavemente la maneta de freno hasta conseguir el tacto adecuado.

¿Cómo hacer un cambio de aceite?

Accede al depósito de aceite de tu moto y abre primero con la mano el tapón de llenado.A continuación, ayúdate de una llave para abrir el tapón de vaciado. Haz esta operación siempre en frío para no quemarte. Pon un recipiente debajo para recoger el aceite viejo.Rellena el depósito de aceite nuevo. Para evitar derrames innecesarios, hazlo con un embudo colocado en el tapón de llenado. Cuando hayas terminado, cierra bien ambos tapones para evitar fugas de aceite.

¿Cómo cambiar el filtro del aceite?

Aprovecha cada cambio de aceite para cambiar también el filtro. Hazlo en la fase de vaciado.Extrae el filtro usado con una llave de cinta. Lubrica la junta del filtro nuevo antes de colocarlo.Enrosca el nuevo filtro a mano y aprieta nuevamente con la llave de cinta. Rellena el depósito de aceite nuevo. Para evitar derrames innecesarios, hazlo con un embudo colocado en el tapón de llenado. Cuando hayas terminado, cierra bien ambos tapones para evitar fugas de aceite.

¿Cómo cambiar el filtro del aire?

Averigua qué tipo de filtro de aire lleva tu moto: papel, espuma o textil. El segundo y tercer tipo son lavables por lo que es interesante que primero sepas si tienes que cambiarlo o mantenerlo.En el caso de tener que sustituirlo, búscalo en algún lateral de la moto o debajo del depósito de combustible.El cambio será algo más complicado si el filtro se encuentra debajo del tanque de gasolina. Si es así, no olvides poner en “off” el paso de gasolina, levantar el tanque y soltar el cable del medidor de combustible, así como los otros manguitos.

¿Cómo cambiar una bujía?

Desmonta el asiento de tu moto para poder acceder a las bujías. Retira la pipa de las mismas y desenrosca las que estén gastadas o quieras cambiar.Manipula las bujías nuevas con cuidado ya que son frágiles. Para colocarlas, presiona hasta que haga tope, pero sin brusquedad. Para terminar de apretarlas, usa una llave de bujía o una llave inglesa con suavidad.Coloca de nuevo la pipa para que queden protegidas del todo y monta el asiento.

SIEMPRE TERMINA… LIMPIANDO

Todo trabajo de mantenimiento debe finalizar siempre con una limpieza profunda. Es la guinda del pastel. Solo así la moto lucirá en todo su esplendor, alargarás su vida y tú verás recompensado todo tu esfuerzo. Actualmente hay una amplia gama de productos para lavar, limpiar, desengrasar y hasta hacer ciertas reparaciones como arreglar un pequeño pinchazo.

¿Cómo cambiar la cadena de la moto?

Quita los tornillos de la cubierta de la transmisión. Sería bueno que en este momento eches un vistazo a la corona y al piñón. Aunque creas que podrían aguantar algunos kilómetros más, es aconsejable cambiar plato, piñón y cadena juntos ya que montar una cadena nueva en una corona y piñón usados puede acelerar su desgaste y disminuir notablemente su vida útil.Desmonta la rueda trasera aflojando los tornillos de la corona y quita la cadena vieja. Para colocar la nueva, empieza por el piñón de ataque y luego sujétala a la corona haciéndola girar hasta que se engrane.Cuando veas que queda bien ajustada, inserta el eslabón final para cerrar la cadena con sus retenes a ambos lados. Usa una remachadora de cadenas y da unos golpes con un martillo para garantizar su sujeción.Engrasa la cadena y monta de nuevo todo.

Algunos números útiles

Seguro que en más de una ocasión te habrás preguntado aquello de cuándo tengo que cambiar tal cosa de la moto o cada cuánto tiempo tengo que revisar tal otra. Hablar de tiempos exactos es complejo porque depende mucho de cada fabricante y del uso que le des a tu moto. No obstante, hemos hecho un cuadro orientativo para que estés al loro y no se te pase nada (o casi nada).Comprueba el estado de tus neumáticos y el nivel de aceite al menos cada 30 días.

No olvides que la profundidad del dibujo de las ruedas debe ser mayor de 1,6 milímetros.

Comprueba la tensión de la cadena cada 1.000 kilómetros.

Asegúrate de que la holgura en la parte más larga de la cadena esté entre 2 y 3 centímetros.

Haz el cambio de aceite, así como el filtro, cada 5.000 kilómetros y 10.000 kilómetros.

Cambia el filtro del aire cada 30.000 kilómetros.

El espesor de las pastillas para que no estén desgastadas debe ser superior a 1.5 milímetros.

Sustituye el aceite de la horquilla y amortiguador delantero cada 2 años. Mira el amortiguador trasero cada 50.000 kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X